Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Prevención de la obstrucción de las vías respiratorias: cómo identificar situaciones de alto riesgo

La mayoría de los casos de estrangulamiento, asfixia y atragantamiento accidentales en los niños ocurren en el hogar. Padres, asegúrense de que su casa sea segura para los niños pequeños. Tengan presente que las vías respiratorias de los niños pequeños son mucho más pequeñas y pueden obstruirse con facilidad.

Alimentos

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que a los menores de 4 años no se les dé alimentos redondos y firmes a menos que estén cortados en trozos pequeños que no sean redondos. Es posible que los niños pequeños no mastiquen bien la comida antes de tragar. Por eso, aumenta el riesgo de que se traguen la comida entera y se atraganten. Los alimentos que debe evitar o cortar en trozos pequeños para los niños menores de 4 años incluyen los siguientes:

  • Perros calientes

  • Frutos secos

  • Trozos de carne

  • Uvas

  • Caramelos duros

  • Palomitas de maíz

  • Trozos de mantequilla de cacahuate

  • Pasas de uva

  • Zanahorias crudas

Además, supervise siempre a los niños pequeños cuando estén comiendo. En ocasiones, el atragantamiento puede producirse cuando un niño mayor le da de comer a su hermano menor alimentos no seguros. Por otro lado, los niños pequeños deben sentarse para comer, y no estar caminando, jugando ni corriendo si tienen comida en la boca.

Nota:

Los niños pequeños pueden comer perros calientes y uvas siempre que se quite la piel y se corte la comida en trozos pequeños que no sean redondos.

Otros riesgos de atragantamiento

Los elementos no alimenticios que sean pequeños, redondos o ajustables pueden ser un riesgo de atragantamiento para los niños pequeños. Ejemplos:

  • Monedas

  • Pelotas pequeñas

  • Globos (inflados o desinflados)

  • Canicas

  • Piezas pequeñas de juegos

  • Piezas pequeñas de juguetes

  • Ganchos

  • Alhajas

  • Botones

  • Capuchones de bolígrafos

  • Pilas pequeñas (por ejemplo, pilas de relojes)

  • Imanes pequeños del refrigerador

Riesgos de estrangulamiento y asfixia

Entre estos riesgos, se incluyen los siguientes: 

  • Los bebés pueden asfixiarse en ropa de cama mullida o si una persona gira sobre ellos en una cama para adultos.

  • Las bolsas plásticas pueden cubrir la nariz y la boca de los bebés y es otra causa común de asfixia.

  • Los niños también pueden asfixiarse o lesionarse si quedan atrapados en baúles de juguete o aparatos domésticos, como las secadoras.

  • Los niños pueden estrangularse si se envuelven objetos alrededor del cuello, como ropa, bufandas, cordones, cintas, collares, cuerdas del chupón y los cordones de las persianas y las cortinas.

  • El niño puede estrangularse en pasajes pequeños por los que pasa su cuerpo, pero no la cabeza. Entre ellos, se incluyen literas, cunas, conductos de lavandería en casas antiguas de varios pisos, juegos, cochecitos, carritos y sillas altas.

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer