Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Válvula aórtica bicúspide

¿Qué es la válvula aórtica bicúspide?

Es un tipo de anomalía en la válvula aórtica del corazón. En la válvula aórtica bicúspide, la válvula tiene 2 partes pequeñas (valvas) en lugar de las 3 valvas normales. Esta afección puede ser congénita (estar presente desde el nacimiento). En algunos casos, una persona puede tener 3 valvas, pero 2 valvas se fusionan con el tiempo. Se trata de una afección denominada válvula bicúspide funcional. Puede suceder con otras anomalías cardíacas.

Los ventrículos son las 2 cavidades inferiores del corazón. El ventrículo izquierdo bombea sangre oxigenada al cuerpo. Se conecta con la aorta, que es el principal vaso sanguíneo que lleva sangre al cuerpo. La válvula aórtica está situada entre el ventrículo izquierdo y la aorta, y es una de las 4 válvulas del corazón. Estas válvulas ayudan a que la sangre fluya por las 4 cavidades del corazón y hacia el resto del cuerpo o los pulmones.

La válvula aórtica normalmente tiene 3 partes pequeñas, llamadas valvas. A veces, se desarrollan 2 valvas en lugar de 3. También es posible que sean más gruesas y rígidas de lo normal. Eso podría causar estenosis de la válvula aórtica. En la estenosis aórtica, la válvula no se abre tan fácilmente como debería cuando el corazón se contrae. El lado izquierdo del corazón tiene que trabajar mucho más de lo que normalmente lo haría para llevar sangre al cuerpo. Con el tiempo, esto puede dañar el músculo cardíaco.

A veces, la válvula aórtica bicúspide puede tener fugas. Esto permite que la sangre vuelva al corazón cuando este se relaja, en lugar de circular hacia el cuerpo como debería hacerlo. Este proceso se llama regurgitación aórtica. También puede hacer que el corazón trabaje más arduamente.

Muy pocas personas tienen válvula aórtica bicúspide. Pero es una de las anomalías cardíacas más frecuentes que están presentes desde el nacimiento. También es más común en los niños que en las niñas.

¿Cuáles son las causas de la válvula aórtica bicúspide?

Nadie sabe con exactitud qué causa la mayoría de los casos de esta anomalía. Los investigadores creen que algunos tipos de trastornos hereditarios pueden estar asociados a la enfermedad de la válvula aórtica bicúspide. De alguna manera, la válvula no se desarrolla normalmente antes del nacimiento.

Esta afección suele ser hereditaria. Por lo que es posible que sea el resultado de una anomalía genética. Los expertos recomiendan que los padres, hermanos, hermanas e hijos (parientes de primer grado) de una persona que tenga válvula aórtica bicúspide se sometan a una evaluación con una ecocardiografía. Identificar y controlar la afección puede ayudar a reducir el riesgo de posibles complicaciones en el futuro. Los investigadores aún intentan obtener más información sobre los genes específicos involucrados. También puede presentarse si una madre estuvo expuesta a ciertas infecciones o medicamentos mientras estaba embarazada.

Ciertos factores pueden aumentar la posibilidad de que la válvula aórtica bicúspide adquirida presente problemas. Los siguientes son algunos de ellos:

  • Niveles altos de colesterol

  • Presión arterial alta

  • Tabaquismo

  • Enfermedad renal crónica

¿Cuáles son los síntomas de la válvula aórtica bicúspide?

Algunos bebés que tienen una válvula aórtica muy estrecha pueden presentar síntomas desde el principio. Sin embargo, la mayoría de estas válvulas funcionan bien durante muchos años. Es posible que no haya ningún síntoma. O quizás no aparezcan hasta la adultez. Muchas veces, las personas no se dan cuenta de que tienen una válvula aórtica bicúspide hasta que se la diagnostican en la edad adulta. Lo más habitual es que las personas empiecen a tener síntomas en algún momento de la mediana edad.

Con el tiempo, puede resultar más difícil abrir la válvula. O puede presentar más fugas. Los síntomas pueden desarrollarse gradualmente. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Falta de aire cuando hace ejercicio

  • Dolor en el pecho

  • Sensación de mareo o desmayo

  • Imposibilidad de hacer ejercicio físico o pérdida de resistencia

  • Cansancio (agotamiento físico)

Estos síntomas pueden ser parecidos a otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la válvula aórtica bicúspide?

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus síntomas y su historia clínica. También le harán una exploración física. Se pueden realizar algunas pruebas para ayudar a determinar el diagnóstico. Por ejemplo:

  • Ecocardiografía. Es la prueba más importante. Permite observar el movimiento de la sangre en la válvula usando una ecografía.

  • Ecocardiografía transesofágica. Esta ecografía del corazón se realiza desde el esófago y puede mostrar mejores imágenes de la válvula aórtica.

  • Electrocardiograma (ECG). Se realiza para detectar el ritmo eléctrico del corazón.

  • Radiografía de tórax. Ayuda a ver la anatomía del corazón y los pulmones.

  • Tomografía computarizada o resonancia magnética cardíaca. Se realizan si se necesitan más detalles sobre la válvula, el corazón o la aorta.

A veces, la válvula aórtica bicúspide se detecta por primera vez en una ecocardiografía realizada por otros motivos. Un cardiólogo podría diagnosticarla primero.

¿Cómo se trata la válvula aórtica bicúspide?

Su proveedor de atención médica puede optar por controlarlo con ecocardiografías o resonancias magnéticas periódicas. Si la enfermedad valvular es más grave, es posible que tengan que hacer estas pruebas hasta una vez al año.

Actualmente, no se conocen tratamientos para evitar que la válvula bicúspide desarrolle estenosis o regurgitación. Los medicamentos para la presión arterial alta o el colesterol alto pueden ser de ayuda para algunas personas.

Si tiene síntomas, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende reparar o reemplazar la válvula. Ese es el único tratamiento certero. A algunas personas se les realiza durante la infancia. Pero es posible que otras personas no necesiten someterse a la cirugía hasta la adultez.

El proveedor de atención médica puede recomendar abrir la válvula con un procedimiento en el que se utiliza un tubo largo y delgado (catéter). Este tubo se pasa a través del vaso sanguíneo hasta la válvula aórtica. Allí se puede inflar un globo para abrir la válvula. Esto se denomina valvuloplastia. A menudo, esta medida es temporal. En los casos más avanzados, el proveedor de atención médica podría recomendar una cirugía a corazón abierto. Así, se puede reemplazar o arreglar la válvula aórtica. Algunas personas con válvula aórtica bicúspide pueden someterse a una valvuloplastia aórtica con catéter. Este procedimiento emplea un catéter en lugar de una intervención quirúrgica para sustituir la válvula.

Los proveedores de atención médica pueden utilizar válvulas de donantes de cadáveres para el reemplazo valvular. Pero, la mayoría de las veces, se utilizan válvulas orgánicas fabricadas con tejido de vaca o cerdo. Otras veces, recurren a válvulas mecánicas artificiales. Algunas válvulas artificiales requieren que el paciente tome anticoagulantes de por vida. A veces, los cirujanos sustituyen la válvula aórtica bicúspide por la propia válvula pulmonar de la persona, y utilizan una válvula de donante para sustituir la válvula pulmonar. Cada tipo de procedimiento y cirugía tiene sus propios riesgos y beneficios. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que pueda resultar adecuado en su caso.

Si está embarazada o está considerando quedar embarazada, hable con su proveedor de atención médica sobre el tratamiento. Puede necesitar tratamiento aunque no suela tener síntomas.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la válvula aórtica bicúspide?

Una válvula aórtica bicúspide no tratada puede provocar síntomas de insuficiencia cardíaca. Los síntomas de la fibrilación auricular pueden incluir falta de aire, agotamiento físico, desmayos e hinchazón. Además, puede desarrollarse un aneurisma aórtico más adelante de la válvula aórtica y puede provocar una hemorragia o una rotura. Los proveedores de atención médica prefieren tratar la válvula aórtica bicúspide antes de que se produzca una insuficiencia cardíaca.

La endocarditis es otra complicación posible. Es una infección de las válvulas del corazón. Su proveedor de atención médica puede darle instrucciones especiales sobre cómo prevenirla.

Las personas con válvula aórtica bicúspide también pueden tener ritmos cardíacos anormales (arritmias), como la fibrilación auricular. En raras ocasiones, algunas arritmias pueden provocar la muerte súbita. Es más probable que eso ocurra después de hacer ejercicio.

Cómo controlar la válvula aórtica bicúspide

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones para controlar su válvula aórtica bicúspide y cualquier otra enfermedad del corazón existente. Estas pueden incluir lo siguiente:

  • Seguir una dieta saludable para el corazón

  • Mantener un peso saludable

  • Hacer ejercicio habitualmente (pregunte si tiene alguna restricción)

  • Tomar medicamentos para la presión arterial alta o el colesterol alto, si es necesario

  • Abstenerse de fumar

  • Disminuir el estrés

  • Mantener una buena higiene bucal

  • Controlar los niveles de glucosa en sangre si tiene diabetes

Si se ha sometido a un reemplazo valvular, es posible que también deba tomar antibióticos antes de ciertos procedimientos médicos y dentales. Pregúntele a su proveedor de atención médica si esto se aplica a su caso. Algunas personas también tendrán que tomar medicamentos de por vida para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Si los síntomas van empeorando gradualmente, visite a su proveedor de atención médica lo antes posible. Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si presenta síntomas, como dolor intenso en el pecho o falta de aire.

Información importante sobre la válvula aórtica bicúspide

  • Es un tipo de anomalía en la válvula aórtica. Hace que el corazón se esfuerce más de lo que debería.

  • Algunas personas con válvula aórtica bicúspide presentan síntomas en la primera infancia. Otros no tendrán síntomas hasta la adultez.

  • Con el tiempo y gradualmente, puede resultar más difícil abrir la válvula o podría tener más fugas.

  • Su proveedor de atención médica puede optar por controlar su válvula aórtica. Con el tiempo, es posible que necesite un tratamiento para reparar o sustituir la válvula aórtica bicúspide, o para reparar un aneurisma si se produce.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Manage Your Health
Follow Us
About StayWell | StayWell Disclaimer