Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Infecciones de trasmisión sexual (ITS)

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual (ITS)?

Las ITS son enfermedades infecciosas que pueden transmitirse por medio del contacto sexual. También se las conoce como enfermedades de transmisión sexual o ETS. Cada año en los Estados Unidos, se diagnostican millones de nuevos casos. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la mitad de todos los nuevos casos se dio en personas de entre 15 y 24 años.

¿Cómo puede protegerse contra las ITS?

La mejor manera de protegerse contra una ITS es no tener relaciones sexuales, que incluye el sexo oral y el coito vaginal o anal. Sin embargo, puede tomar medidas para reducir su riesgo de contraer una ITS si es sexualmente activo o decide serlo. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Use un preservativo masculino de látex cada vez que tenga relaciones sexuales. O bien, use un preservativo femenino de poliuretano y tome medicamentos que destruyan los espermatozoides (espermicida de uso tópico).

  • Prevenga y controle otras ITS. Tener una ITS puede incrementar el riesgo de contraer otras.

  • Intente demorar su primera relación sexual lo más que pueda. Cuanto más joven sea cuando comience a tener relaciones sexuales, más probabilidades tiene de contraer una ITS.

  • Realícese chequeos regulares para detectar VIH e ITS.

  • Conozca cuáles son los síntomas de una ITS y busque atención médica lo antes posible si presenta algún síntoma.

  • No tenga relaciones sexuales mientras esté menstruando.

  • No practique sexo anal. Si lo hace, use un preservativo de látex y medicamentos que destruyan los espermatozoides.

  • No se haga duchas vaginales.

  • Hable con su proveedor de atención médica si tuvo una ITS o si tiene varias parejas sexuales. Pregúntele cómo prevenir una infección por VIH con medicamentos preventivos. Esto se llama profilaxis previa a la exposición o PREP.

  • Comience a tomar medicamentos preventivos posteriores a la exposición (PEP) lo antes posible si tuvo relaciones sexuales sin protección con alguien que es VIH positivo o que no sabe si tiene VIH o no. Los PEP son una combinación de medicamentos antivirales y deben comenzar a tomarse a más tardar 72 horas después de tener la relación sexual sin protección. Pueden evitar que se contagie VIH. Si su pareja es VIH positivo, pero toma los medicamentos antirretrovirales regularmente y el estado del virus es “no detectable”, su riesgo de contraer VIH es muy bajo. En este caso, no debería tener que tomar medicamentos PEP.

¿Qué debe hacer si le diagnostican una ITS?

  • Comience el tratamiento correspondiente de inmediato. Tome todos sus medicamentos y respete las indicaciones de su proveedor de atención médica.

  • Avise a sus parejas sexuales recientes para que también se realicen pruebas e inicien un posible tratamiento.

  • Si no puede contactarse por algún motivo, notifique al departamento de salud de su localidad quiénes son sus parejas sexuales recientes para que puedan contactarlas e informarles. El departamento de salud mantendrá la confidencialidad de la información y no revelará su identidad.

  • No tenga relaciones sexuales si está bajo tratamiento para una ITS. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuándo es seguro retomar la actividad sexual.

¿Cuáles son las ITS más comunes?

A continuación, se indican las ITS más comunes.

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

El VIH es un virus que afecta la capacidad del cuerpo de combatir infecciones. Las personas que tienen VIH pueden no parecer ni sentirse enfermas por mucho tiempo después de infectarse. Si no lo diagnostican ni recibe tratamiento de inmediato, tiene una alta probabilidad de padecer varias enfermedades potencialmente mortales y algunos tipos de cáncer. La mayoría de las veces, el virus se transmite durante la actividad sexual. También puede transmitirse al compartir agujas que se usan para inyectarse drogas. El VIH puede transmitirse al bebé durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto, y a través de la lactancia. Si sabe que es VIH positivo antes de quedar embarazada o se entera en las primeras etapas del embarazo, puede realizar un tratamiento para reducir significativamente las probabilidades de transmitirle el virus al bebé. 

Virus del papiloma humano (VPH)

El VPH es una de las ITS más comunes. Algunos tipos de VPH pueden causar verrugas genitales, tanto por dentro como por fuera de los genitales. Estas verrugas pueden propagarse a la piel circundante o transmitirse a una pareja sexual. Hay otros tipos de VPH que no causan ningún síntoma, por lo que una persona puede no saber que está infectada. En la mayoría de los casos, el virus desaparece y no causa más problemas de salud. Pero si el virus perdura, las células normales pueden alterarse y sufrir anomalías. Las mujeres que tienen una infección por un tipo de VPH de alto riesgo, como VPH 16 o 18, tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Las pruebas de Papanicolau permiten detectar una infección por VPH y la presencia de anomalías en las células del cuello uterino. La vacuna contra el VPH protege contra los tipos del virus que causan la mayoría de los tumores malignos en el cuello uterino. También protege contra la mayoría de las verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres, y contra el cáncer de ano en los hombres. Aunque las verrugas genitales se traten, el virus permanece en el cuerpo y las verrugas pueden reaparecer. Hay algunos tipos de VPH que también pueden causar verrugas en otras partes del cuerpo, como las manos. Estas se conocen como verrugas comunes y, por lo general, no causan ningún problema de salud. Si una mujer embarazada tiene muchas verrugas vaginales, estas podrían generar complicaciones durante un parto vaginal. Si las verrugas obstruyen la vía del parto, deberá realizarse una cesárea. 

Clamidiosis

La clamidiosis es la ITS más común en Estados Unidos. Afecta a hombres y mujeres, y no suele causar ningún síntoma. En los casos sintomáticos, no obstante, la infección puede causar secreción genital anormal y ardor al orinar. En las mujeres, una clamidiosis sin tratamiento puede provocar enfermedad inflamatoria pélvica. La clamidiosis se puede tratar con antibióticos. Las complicaciones más frecuentes y graves las padecen las mujeres. Además de la enfermedad inflamatoria pélvica, la clamidiosis puede provocar un embarazo tubárico (ectópico) e infertilidad. Esta afección también puede afectar el recto y la garganta. Si está embarazada y tiene clamidiosis, la infección puede transmitirse al bebé durante el parto y provocarle infecciones oculares o neumonía. La clamidiosis también aumenta las probabilidades de tener un parto prematuro. 

Gonorrea

La gonorrea puede no causar ningún síntoma. O bien, cuando es sintomática, puede provocar secreción de la vagina, del pene o del recto, dolor o dificultad para orinar o defecar, o dolor de garganta que no desaparece. Las complicaciones más frecuentes y graves las padecen las mujeres. Entre ellas, se incluyen la enfermedad inflamatoria pélvica, un embarazo tubárico e infertilidad. Los hombres pueden contraer una infección en la próstata o el epidídimo. La gonorrea puede tratarse con antibióticos. Esta enfermedad puede transmitirse al bebé durante el parto y causarle una infección ocular grave. 

Herpes genital

Las infecciones por herpes genital son causadas por el virus del herpes simple (VHS). Los síntomas pueden incluir ampollas dolorosas o llagas abiertas en la zona genital, las nalgas o la zona del recto. Las ampollas pueden estar precedidas por una sensación de hormigueo y ardor en las piernas, las nalgas o la zona genital. Por lo general, las llagas a causa del herpes desaparecen al cabo de unos días. Sin embargo, el virus permanece en el cuerpo de por vida, y las llagas pueden reaparecer ocasionalmente. Aunque el VHS no tiene cura, hay medicamentos que pueden acortar la duración de los brotes y aliviar los síntomas. También sirven para evitar los brotes. El VHS puede transmitirse de la boca a los genitales o viceversa durante el sexo oral. Aunque la persona infectada no tenga ninguna ampolla visible, el virus puede contagiarse igual. Esto se conoce como propagación asintomática del virus. El VHS también puede transmitirse al bebé durante el parto y causarle una infección grave. 

Sífilis

El primer síntoma de sífilis es una llaga abierta dolorosa que suele aparecer en el pene, la vagina o la boca, o en la piel alrededor del recto o de los genitales. Si la sífilis no se trata, puede agravarse y provocar más síntomas, como un sarpullido. Con el tiempo, puede causar problemas en el corazón y el sistema nervioso central. La sífilis se puede tratar con antibióticos. Si una mujer embarazada tiene sífilis y no recibe tratamiento, la enfermedad puede provocar al bebé problemas graves e incluso la muerte. La medida en que la sífilis congénita afecta al bebé depende de cuándo se contagió la madre, si recibió tratamiento y durante cuánto tiempo. Este tipo de sífilis puede provocar un aborto espontáneo, muerte fetal o la muerte del bebé poco después del nacimiento. Los bebés que sobreviven y no reciben ningún tratamiento probablemente tengan varios problemas graves en el cerebro, el corazón, los ojos y las orejas.

Otras infecciones

Otras infecciones que son de transmisión sexual:

  • Vaginosis bacteriana

  • Chancroide

  • Molusco contagioso

  • Ladillas

  • Sarna

  • Tricomoniasis

  • Candidiasis vaginal

Las ITS y los adolescentes

Las ITS afectan a varones y mujeres de cualquier origen y nivel económico. Sin embargo, casi la mitad de las ITS en Estados Unidos se dan en menores de 25 años.

Los casos de ITS aumentan cada vez más, posiblemente debido a que hay más personas sexualmente activas que tienen varias parejas sexuales en toda su vida.

Muchas ITS al principio no causan ningún síntoma. Además, muchos síntomas de estas infecciones pueden ser parecidos a los de otras enfermedades que no se contagian por transmisión sexual, especialmente en las mujeres.  Por más que una ITS no cause ningún síntoma, aun así es contagiosa.

En las mujeres, los síntomas de las ITS son más graves:

  • Algunas pueden transmitirse al útero y a las trompas de Falopio y causar enfermedad inflamatoria pélvica, que a su vez puede provocar infertilidad y un embarazo tubárico.

  • En las mujeres, las ITS, en especial las infecciones por VPH, también pueden causar cáncer de cuello uterino y cáncer de ano. Los hombres pueden contraer cáncer de pene y de ano a causa de una infección por VPH.

  • Una madre puede contagiar al bebé una ITS durante el parto o la gestación. Algunas infecciones en recién nacidos pueden tratarse satisfactoriamente, mientras que otras pueden causar al bebé una discapacidad permanente o incluso la muerte.

Si se diagnostican de inmediato, algunas ITS pueden tratarse satisfactoriamente.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 1/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer