Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Descripción general de los trastornos del estado de ánimo

¿Qué son los trastornos del estado de ánimo?

Un trastorno del estado de ánimo es un tipo de enfermedad de salud mental grave. El término describe a grandes rasgos todos los tipos de depresión y trastornos bipolares.

Los niños, los adolescentes y los adultos pueden tener trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, los niños y los adolescentes no siempre tienen los mismos síntomas que los adultos. Es más difícil diagnosticar trastornos del estado de ánimo en niños. Esto se debe a que no siempre pueden expresar cómo se sienten.

La terapia, los medicamentos, el apoyo y el cuidado de sí mismo pueden ayudar a tratar los trastornos del estado de ánimo.

¿Cuáles son los distintos tipos de trastornos del estado de ánimo?

Estos son los tipos de trastornos del estado de ánimo más comunes:

  • Depresión grave. Tener menos interés en las actividades habituales, sentirse triste o desesperanzado y tener otros síntomas durante al menos dos semanas puede indicar depresión.

  • Distimia. Tener un estado anímico depresivo e irritable leve pero constante (crónico) que dura por lo menos dos años.

  • Trastorno bipolar.Tener períodos de depresión que se alternan con períodos de manía o un estado de ánimo eufórico.

  • Trastorno del estado de ánimo relacionado con otra afección médica.Muchas afecciones (como cáncer, lesiones, infecciones y enfermedades crónicas) pueden desencadenar síntomas de depresión.

  • Trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias.Los síntomas de depresión se deben a los efectos de medicamentos, abuso de drogas, alcoholismo, exposición a toxinas u otras formas de tratamiento.

¿Qué causa los trastornos del estado de ánimo?

Muchos factores pueden contribuir a los trastornos del estado de ánimo. Es probable que se deban a un desequilibrio de las sustancias químicas del cerebro. Los acontecimientos de la vida (como cambios estresantes de la vida) también pueden contribuir a un estado de ánimo depresivo. Los trastornos del estado de ánimo también suelen ser hereditarios.

¿Quiénes están en riesgo de tener trastornos del estado de ánimo?

Cualquier persona puede sentirse triste o deprimida en algunas ocasiones. Pero los trastornos del estado de ánimo son más intensos y duran más tiempo. Además, son más difíciles de manejar que los sentimientos normales de tristeza. Los niños, los adolescentes o los adultos que tienen un padre con un trastorno del estado de ánimo tienen mayor probabilidad de tener la misma afección. Sin embargo, los acontecimientos de la vida y el estrés pueden exponer o empeorar los sentimientos de tristeza o depresión. Esto hace que los sentimientos sean más difíciles de manejar.

A veces, los problemas de la vida pueden desencadenar depresión. Situaciones como ser despedido de un trabajo, divorciarse, perder a un ser querido, sufrir una muerte en la familia y tener problemas económicos pueden ser difíciles. Manejar la presión puede resultar problemático. Estos acontecimientos de la vida y el estrés pueden provocar sentimientos de tristeza o depresión. O bien, pueden hacer que un trastorno del estado de ánimo sea más difícil de manejar.

El riesgo de depresión entre las mujeres es casi el doble que el de los hombres. Una vez que una persona en la familia tiene este diagnóstico, sus hermanos y sus hijos tienen una mayor probabilidad de tener el mismo diagnóstico.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del estado de ánimo?

Según la edad y el tipo de trastorno del estado de ánimo, una persona puede tener diferentes síntomas cuando se deprime. Los siguientes son los síntomas más comunes de un trastorno del estado de ánimo.

  • Tristeza, ansiedad o sensación de “vacío” constantes

  • Sentimiento de desamparo y desesperanza

  • Autoestima baja

  • Sentimientos de desprecio o inadecuación

  • Culpa excesiva

  • Pérdida de interés en actividades normales o actividades que antes disfrutaba, como el sexo

  • Problemas en las relaciones

  • Dificultad para dormir o exceso de sueño

  • Cambios en el apetito o el peso

  • Disminución de la energía

  • Problemas de concentración

  • Disminución de la capacidad para tomar decisiones

  • Molestias físicas frecuentes (por ejemplo, dolor de cabeza, dolor de estómago o cansancio) que no mejoran con tratamiento

  • Intentos o amenazas de escaparse del hogar

  • Mucha sensibilidad al fracaso o al rechazo

  • Irritabilidad, hostilidad o agresión

  • Pensamientos reiterados sobre la muerte o el suicidio, planificación sobre la muerte o deseos de morir

En los trastornos del estado de ánimo, estos sentimientos son mucho más intensos que lo que una persona sentiría normalmente de vez en cuando. También se vuelve preocupante si estos sentimientos continúan en el tiempo. O bien, si interfieren con el interés de la persona en la familia, los amigos, la comunidad o el trabajo.

Cualquier persona que exprese pensamientos de suicidio debe recibir atención médica de inmediato. Si no puede comunicarse inmediatamente con su proveedor de atención primaria, diríjase a un centro de salud mental de buena reputación en su comunidad. No posponga el tratamiento.

Los síntomas de los trastornos del estado de ánimo pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas de salud mental. Consulte siempre con un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

Cuando el suicidio es un riesgo

Los trastornos del estado de ánimo pueden causar pensamientos reiterados sobre la muerte o el suicidio, planificación sobre la muerte o deseos de morir. Las personas que tienen estos síntomas deben recibir tratamiento de inmediato. Llame al 911 si una persona tiene pensamientos suicidas, un plan suicida y los medios para llevar a cabo dicho plan. No la deje sola, ni siquiera por un instante. Llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline) al 800-273-8255.

¿Cómo se diagnostican los trastornos del estado de ánimo?

Los trastornos del estado de ánimo son enfermedades graves. Un psiquiatra u otro proveedor de salud mental suele diagnosticar los trastornos del estado de ánimo con los antecedentes médicos completos y una evaluación psiquiátrica.

¿Cómo se tratan los trastornos del estado de ánimo?

Los trastornos del estado de ánimo con frecuencia se pueden tratar con éxito. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Antidepresivos y medicamentos para estabilizar el estado de ánimo.Estos medicamentos funcionan muy bien en el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo, en especial cuando se combinan con psicoterapia.

  • Psicoterapia (con mayor frecuencia, la terapia cognitiva conductual o interpersonal). Este tipo de terapia se centra en cambiar los puntos de vista distorsionados de la persona sobre sí misma y su entorno. También ayuda a mejorar la capacidad de relacionarse. Asimismo, puede ayudar a la persona a identificar situaciones estresantes en el entorno y a aprender a evitarlas.

  • Terapia familiar.Un trastorno del estado de ánimo puede afectar todos los aspectos de una familia (emocionales, físicos y económicos). El apoyo de un profesional puede ayudar tanto a la persona con el diagnóstico como a los miembros de su familia.

  • Otros tratamientos. Estos pueden incluir la terapia electroconvulsiva y la estimulación transcraneal.

Las familias desempeñan un papel de apoyo vital en cualquier proceso del tratamiento.

Las personas con trastornos del estado de ánimo pueden tener momentos de estabilidad y momentos en los que los síntomas regresan. El tratamiento continuo y crónico puede ayudar a que la persona se mantenga saludable y controle los síntomas.

Cuando se diagnostican y se tratan de manera correcta, las personas con trastornos del estado de ánimo pueden vivir vidas estables, productivas y sanas.

¿Se pueden prevenir los trastornos del estado de ánimo?

En la actualidad, no existen maneras de prevenir o reducir la incidencia de los trastornos del estado de ánimo. Pero hacer un diagnóstico y recibir tratamiento a tiempo puede reducir la gravedad de los síntomas. Esto también puede fomentar el crecimiento y el desarrollo normales de la persona y mejorar su calidad de vida.

Información importante sobre los trastornos del estado de ánimo

  • Un trastorno del estado de ánimo es un tipo de enfermedad de salud mental grave. El término describe a grandes rasgos todos los tipos de depresión y trastornos bipolares.

  • Los niños, los adolescentes y los adultos pueden tener trastornos del estado de ánimo.

  • Muchos factores pueden contribuir a los trastornos del estado de ánimo. Es probable que se deban a un desequilibrio de las sustancias químicas del cerebro.

  • La mayoría de las personas con trastornos del estado de ánimo tienen sentimientos continuos de tristeza. Pueden sentirse desesperanzadas y desamparadas.

  • Si no se trata, los síntomas pueden durar semanas, meses o años. Esto puede pueden afectar la calidad de vida de la persona.

  • Los trastornos del estado de ánimo suelen tratarse con medicamentos o psicoterapia o terapia cognitiva conductual, terapia familiar o una combinación de medicamentos y terapia.

  • El seguimiento profesional integral y continuo ayudará a garantizar que la persona reciba el apoyo necesario para llevar una vida plena y productiva.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Paul Ballas MD
Última revisión: 7/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell | StayWell Disclaimer