Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)

¿Qué es la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)?

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección del tracto reproductivo de la mujer. Puede afectar el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. La EIP puede causar tejido cicatricial que crece entre los órganos internos y provoca dolor pélvico continuo. También puede ocasionar un embarazo ectópico. Es cuando el óvulo fecundado crece fuera del útero. Si no se trata, la EIP puede provocar una infección crónica. Además, es posible que no pueda quedar embarazada.

¿Cuáles son las causas de la EIP?

Las bacterias causan la EIP. A menudo, son el mismo tipo de bacteria que causa las infecciones de transmisión sexual (ITS).

¿Quiénes están en riesgo de contraer la EIP?

Las mujeres de cualquier edad pueden contraer la EIP. Pero aquellas con mayor riesgo de contraer la EIP por bacterias de transmisión sexual incluyen las siguientes:

  • Mujeres menores de 25 años sexualmente activas

  • Mujeres en edad fértil

  • Mujeres que usan DIU. El riesgo es solo durante las primeras 3 semanas de uso.

  • Mujeres que se hacen duchas vaginales con frecuencia

¿Cuáles son los síntomas de la EIP?

Estos son los síntomas más comunes de la EIP:

  • Dolor y sensibilidad que se extienden por toda la parte inferior del abdomen

  • Dolores pélvicos

  • Aumento de la secreción vaginal maloliente

  • Fiebre y escalofríos

  • Vómitos y náuseas

  • Dolor al orinar

  • Dolor abdominal (área superior derecha)

  • Dolor durante las relaciones sexuales

Los síntomas de la EIP pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Consulte siempre con el proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la EIP?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre su historia clínica y le hará una exploración física y pélvica. Otras pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Examen de muestras de vagina y cuello uterino bajo un microscopio.

  • Análisis de sangre.

  • Prueba de Papanicolaou. Para esta prueba, se toman células del cuello uterino y se examinan bajo un microscopio. Se hace para detectar cáncer, infección o inflamación.

  • Ecografía. Se usan ondas de sonido de alta frecuencia para generar una imagen de los órganos.

  • Laparoscopia. Es un procedimiento menor que se hace con un tubo delgado (laparoscopio) con una lente y una luz. Se coloca en un corte (incisión) en la pared del vientre (abdominal) para observar el tracto reproductivo.

  • Culdocentesis. Para esta prueba, el proveedor de atención médica introduce una aguja en la cavidad pélvica a través de la pared vaginal para obtener una muestra de pus.

¿Cómo se trata la EIP?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

Las píldoras antibióticas se usan para tratar la EIP, especialmente si la causa es una ITS. En el caso de una infección grave, es posible que deba quedarse en el hospital para recibir antibióticos por vía intravenosa. A veces, es posible que necesite cirugía.

Información clave sobre la EIP

  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección del tracto reproductivo de la mujer. Puede afectar el útero, las trompas de Falopio y los ovarios.

  • Si no se trata, puede desarrollar una infección crónica e infertilidad.

  • Es causada por bacterias, a menudo el mismo tipo de bacteria que causa las ITS.

  • Las mujeres sexualmente activas menores de 25 años y aquellas en edad fértil corren un mayor riesgo de contraer la EIP a causa de una ITS.

  • La EIP puede causar dolor pélvico, sensibilidad abdominal, secreción vaginal, fiebre, escalofríos y dolor al orinar y al tener relaciones sexuales.

  • El tratamiento incluye antibióticos, especialmente si tiene una ITS.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la cita con el proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la cita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la cita médica, anote las preguntas que quiera hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice el proveedor.

  • En la consulta, anote el nombre de los diagnósticos nuevos y de todo medicamento, tratamiento o prueba nuevos. También anote las instrucciones que le dé el proveedor.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Irina Burd MD PhD
Última revisión: 6/1/2022
© 2000-2023 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.